Mariposas en la cabeza por Ara Nasilov

Mariposas en la cabeza por Ara Nasilov

Titulo del libro: Mariposas en la cabeza

Autor: Ara Nasilov

Número de páginas: 71 páginas

Fecha de lanzamiento: February 27, 2017

Mariposas en la cabeza de Ara Nasilov está disponible para descargar en formato PDF y EPUB. Aquí puedes acceder a millones de libros. Todos los libros disponibles para leer en línea y descargar sin necesidad de pagar más.

Ara Nasilov con Mariposas en la cabeza

Era muy niño y era muy inquieto y la vida que llevaba en aquella vereda lejana al sur de Bogotá, Colombia donde crecí sintiendo que la neblina era la reina del día y la soledad mi eterna compañera, me llevaban a recorrer jugando a las escondidas con las matas paramunas las colinas vecinas a mi hogar, cuando vi un día de esos raros en los que el sol decide pasearse un ratito por donde nunca lo hace, posada en un frailejón sembrado en una roca, una mariposa que de pronto se elevó, flotó en el telón de la mañana y se posó en mi hombro. Fue entonces cuando sentí que algo espiritual me cubría y me inspiraba a escribir un poema, don que para esa edad temprana, 5 años, era algo que yo no sabía que tenía —solo creía que así pensaban todos los humanos.

No recuerdo qué compuse, claro que como no lo escribí, también lo olvidé. Mas no aquella mariposa que me acompañaría toda mi vida, multiplicada en mil visiones, muy reales en mi creencia de la existencia de un ser superior a mí, indefinible, todopoderoso, creador de mariposas capaces de subyugar mi mente y hacerme pensar en la amplitud y sentido de mi existencia.

Esa mariposa se convirtió en un símbolo de mi fe en el Creador. Más tarde aprendería de su capacidad de transformación, de evolución, de su asombrosa metamorfosis, desde arrastrarse entre la tierra hasta convertirse en maravilla etérea, multicolor, brisa celeste, rumor de besos, acercamientos a los dioses, en vuelo silencioso convertido en sinfonía de notas celestiales como ecos del más allá, pareciera que nos llevan a encontrarnos con los muertos, a descubrir otros mundos; hasta nos hace, ya de viejos, cuando se nos dificulta correr físicamente, poder hacerlo con la imaginación, y volver a sentirnos puros, inocentes , merecedores de la resurrección de la carne: “Si quieres que un deseo se vuelva realidad, debes contárselo a papalotl, la mariposa, como ésta no emite sonido alguno, solo podrá decírselo a Xochiquetzal, la diosa de la alegría y de las flores”, cuenta una leyenda, en náhuatl, una lengua de origen azteca.

De acuerdo al ancestral sistema chino de estética, feng shui, “una mariposa representa la energía del amor y de la libertad, teniendo el poder de atraer a la persona que será nuestra otra mitad durante toda la vida”. Recuerdo una anécdota que leí alguna vez, que cuenta que unos jóvenes intentaron gastar una broma a su sabio maestro; para ello se le ocurrió a uno de ellos lo siguiente: “Cogeré una mariposa y la guardaré en la mano cerrada, entonces preguntaré al maestro: ¿Está viva o muerta? Si dice que muerta, abriré la mano y saldrá volando. Si responde que está viva, apretaré el puño y la mataré, de esta forma nunca acertará la respuesta. Al ser preguntado el maestro, éste respondió: “Todo depende de ti”.

Depende en verdad de nosotros mismos decidir qué hacer con nuestras mariposas, no tanto las que pintan el paisaje con sus colores y significado, sino las que vuelan en el espacio de nuestros sueños conectándonos con la realidad mágica de Macondo, oleada amarilla de mariposas de papel, simbolismo del legado de Gabo, “para no matarnos porque estaríamos matando nuestras propias almas” (sic) “porque son el alma de los nuestros”, tal como se creía en Irlanda alrededor del siglo XVII, que las mariposas blancas poseían el alma de los niños muertos, por lo que se prohibía matarlas.

A compartir conmigo estas meditaciones llegan a posarse en mi hombro, ligeras como la brisa de esta tarde sabanera de octubre de 2016, las Mariposas en la cabeza, de ARACELI ALONSO, Ara Nasilov, cuya pluma traza la forma material de su sueño en el confín de nuestra América. Mariposas en la cabeza, nos hace volar muy alto, sintiendo que es cierto que una mariposa es un buen augurio, una visita halagadora que inspira confianza, vestida de blanco con filigranas doradas trenzadas en celeste azul, verdes, rosados y amarillos macondianos que presagian buenas nuevas, dicha y prosperidad...
Joseph Berolo